CLOV: innovación y experiencia en offshore de aguas profundas

Una vez más, Total enfrentó un nuevo desafío en las costas de Angola, pero éste resultó doble. Implicó perforar 34 pozos submarinos para extraer y procesar simultáneamente dos diferentes tipos de petróleo, en un medio ambiente natural muy sensible, en cuatro nuevos yacimientos de petróleo –Cravo, Lirio, Orquídea y Violeta o, abreviado, CLOV– entre 1100 y 1400 metros de profundidad. Teniendo en cuenta los riesgos medioambientales inherentes a este proyecto, el Grupo Total ha reunido toda su experiencia en explotación offshore en aguas profundas (yacimientos de hidrocarburos situados a más de 500 metros de profundidad en el mar). Para su implementación, Total ha elegido equipos más eficientes e innovadores y ha priorizado las actividades de fabricación local.

  • CENTRAL PROOF CLOV 3 ES_AR

    Flamante unidad FPSO para CLOV.
    La embarcación junto con la unidad flotante de producción, almacenamiento y descarga abandona el astillero de Daewoo Shipbuilding & Marine Engineering (DSME) en Okpo, Corea del Sur, para dirigirse a Angola.

  • CLOV, un gran proyecto offshore de aguas profundas.

    CLOV

    CLOV, un gran proyecto offshore de aguas profundas

  • central proof clov 2 ES_AR

    Plan de desarrollo para CLOV en Angola. Las mujeres y los hombres de Total prepararon un plan de acción para un proyecto petrolero offshore en aguas profundas, a 140 km de la costa de Luanda, basado en el éxito combinado de nuestros proyectos anteriores.

  • CENTRAL PROOF CLOV 5 ES_AR

    Noruega, 2012.
    Transporte del sistema de bombas multifásicas a un sitio de prueba.

  • CENTRAL PROOF CLOV 6 ES_AR

    Noruega, 2012.
    Llegada del sistema de bombas multifásicas al sitio de prueba.

  • CENTRAL PROOF CLOV 7 ES_AR

    Noruega, agosto de 2012.
    Integración de las bombas multifásicas en su módulo.

  • central_proof_clov_14_ES_AR

    Noruega, agosto de 2012.
    Integración de las bombas multifásicas en su módulo.

  • CENTRAL_PROOF_CREDIT_SEONG_12_ES_AR

    Una unidad FPSO (enero de 2012)
    Ensamblaje del casco de la unidad FPSO en el dique seco.

  • CENTRAL PROOF CLOV 9 ES_AR

    Lanzamiento del casco, marzo de 2012.
    Después de tres meses en el dique seco, donde se ensambló el megabloque, el casco de la unidad FPSO mide 305 metros.

  • central proof clov 10 ES_AR

    Instalación de la plataforma en el casco, otoño de 2012.
    Se izan e instalan en el casco diez módulos correspondientes a las plataformas fabricadas en Corea del Sur. Algunos de los módulos pesan cerca de 3000 toneladas.

  • CENTRAL PROOF CLOV 11 ES_AR

    La unidad FPSO llega a Angola, noviembre de 2013.
    Después de un viaje de 75 días, la unidad FPSO amarra en un depósito de Angola para instalar el último módulo, fabricado localmente.

  • central proof CLOV 12 ES_AR

    La unidad FPSO llega a su destino final, enero de 2014.
    La unidad FPSO permanece anclada y amarrada a las diversas instalaciones.

  • CENTRAL PROOF CLOV 13 ES_AR

    Mujeres y hombres expertos en proyectos offshore en aguas profundas. Inspección de los equipos que se instalarán a más de 1000 metros de profundidad en el agua.

  • central_proof_clov_15_ES_AG

    El FPSO CLOV en producción en el bloque 17.

  • central_proof_clov_16_ES_AG

    Inauguración oficial de CLOV en presencia de Patrick Pouyanné, Presidente y Director General de Total, y del administrador de Sonangol, Paulino Jeronimo, diciembre de 2014.

  • central_proof_clov_17_ES_AR

    La CLOV FPSO, en el bloque 17 offshore de Angola.

  • central_proof_clov_18_ES_AR

    La CLOV FPSO, amarrada en el puerto PAENAL en Angola.

Siguiente Prev
  • CENTRAL PROOF CLOV 3 ES_AR
  • play the video
    CLOV
  • central proof clov 2 ES_AR
  • CENTRAL PROOF CLOV 5 ES_AR
  • CENTRAL PROOF CLOV 6 ES_AR
  • CENTRAL PROOF CLOV 7 ES_AR
  • central_proof_clov_14_ES_AR
  • CENTRAL_PROOF_CREDIT_SEONG_12_ES_AR
  • CENTRAL PROOF CLOV 9 ES_AR
  • central proof clov 10 ES_AR
  • CENTRAL PROOF CLOV 11 ES_AR
  • central proof CLOV 12 ES_AR
  • CENTRAL PROOF CLOV 13 ES_AR
  • central_proof_clov_15_ES_AG
  • central_proof_clov_16_ES_AG
  • central_proof_clov_17_ES_AR
  • central_proof_clov_18_ES_AR

CLOV: un proyecto con muchos desafíos

Desde 2014, se producen 160.000 barriles de petróleo por día en los campos CLOV. Sin embargo, poner en marcha un proyecto de esta magnitud implica siempre un desafío tecnológico, humano y medioambiental. En las grandes profundidades submarinas, la presión del agua es alta y las temperaturas rondan los 0 °C. En este ecosistema, caracterizado por condiciones extremas, se producen de forma simultánea dos tipos de petróleo:

  • Un petróleo ligero de muy alta calidad, que se encuentra en los reservorios más antiguos (75% de las reservas).
  • Un petróleo más viscoso y, por lo tanto, más difícil de extraer, que se encuentra en los reservorios más recientes.

Apuesta por la innovación

Para enfrentar estos desafíos, una vez más recurrimos a toda nuestra experiencia en el área del offshore de aguas profundas y zonas medioambientales sensibles, que hemos adquirido a lo largo de nuestra trayectoria. También es clave la utilización de equipos de vanguardia, diseñados con el fin de ser cada vez más respetuosos con el medio ambiente:

  • Bombas multifásicas submarinas

    Estas bombas, instaladas a una profundidad de aproximadamente 1200 metros, se denominan "multifásicas" porque pueden bombear un líquido compuesto por petróleo, gas y agua. Demuestran su completa utilidad después de dos o tres años de producción, cuando la presión de los reservorios cae, y permiten mantener un nivel de producción eficiente durante el proyecto.

  • Una embarcación totalmente eléctrica para la unidad flotante de producción, almacenamiento y descarga (FPSO), con variadores de velocidad

    La energía utilizada para alimentar las instalaciones submarinas y de superficie es producida por turbinas similares a las empleadas en la industria aeroespacial. Funcionan gracias al gas producido. Sus variadores de velocidad aseguran que se produzca solamente la energía necesaria, sin excedentes, lo que las convierte en una solución más eficiente y, también, más amigable con el medio ambiente.

Tras 10 millones de horas trabajadas, la fabricación y el montaje de los equipos locales alcanzaron un nivel récord en Angola. El proyecto FPSO CLOV fue el primero en amarrar una unidad FPSO en un muelle de Angola, y también fue la primera vez que se integró en el país un módulo de procesamiento de agua fabricado localmente. Esta colaboración a largo plazo permitió desarrollar la base industrial del país así como, también, su potencial humano, gracias a la capacitación de ingenieros y operadores angoleños.

El plan de desarrollo general para el proyecto CLOV utiliza tecnologías que demostraron su eficacia en Girassol, Dalia y Pazflor. Después del premio Distinguished Achievement Award for Companies, recibido en el marco de la Offshore Technology Conference (OTC) de 2013 en reconocimiento a la experiencia en proyectos offshore de aguas profundas demostrada por el proyecto Pazflor (Angola), la excelencia tecnológica y la eficiencia operacional de los equipos de Total fueron reconocidos en la International Petroleum Technology Conference de Doha, que tuvo lugar en diciembre de 2015. CLOV recibió el premio “Excellence in project integration”. En tan solo una década, Total ha demostrado su excelencia en este ámbito al liderar diferentes proyectos en todo el mundo.

 

Comparta este proyecto