Innovar para reducir la huella ecológica de nuestras instalaciones

La reducción de nuestra huella ecológica es fundamental en nuestro proyecto de empresa. Entre nuestros motores de acción, procuramos constantemente limitar el impacto de nuestras actividades industriales. Desde 2010, logramos reducir en un 23 % nuestras emisiones de gases de efecto invernadero en el perímetro operado por Total. Continuamos trabajando con dos prioridades en mente: la reducción de la quema rutinaria de gas y la optimización de la eficiencia energética de nuestras instalaciones.

  • play the video
    Reducir la quema de gas asociado

    La valorización de los gases asociados al petróleo permite a Total reducir la quema en sus instalaciones. Esto hizo posible disminuir considerablemente la quema continua en el yacimiento de Ofon.

  • central_proof_ecoperformance_ofon_ES-AG

    Vista de las instalaciones de Moho Nord, en el Congo. Este proyecto se enmarca en la mejora continua de nuestra eficiencia energética y está previsto que tenga cero quemas regulares de gas desde su inauguración, en la primavera de 2017.

  • central_proof_ecoperformance_ofon_2_ES-AG

    Vista de las instalaciones de Ofon 2, Nigeria. Gracias a la mejora de las instalaciones en el campo de Ofon, la quema continua de gases asociados al petróleo se detuvo a partir de diciembre de 2014.

  • play the video
    Entrevista con Anita George (Banco Mundial)

    Anita George, directora del centro de Energía e Industrias Extractivas del Banco Mundial, hace frente al desafío de eliminar la quema continua para 2030, una iniciativa en la que Total participa activamente.

Siguiente Prev
  • play the video
    Reducir la quema de gas asociado
  • central_proof_ecoperformance_ofon_ES-AG
  • central_proof_ecoperformance_ofon_2_ES-AG
  • play the video
    Entrevista con Anita George (Banco Mundial)

Reducir y eliminar la quema rutinaria de gas

Todas las actividades de explotación de hidrocarburos generan emisiones de CO2. La producción de petróleo crudo, en particular, suele estar acompañada de gases asociados cuya quema genera enormes emisiones de gases de efecto invernadero (GEI). En 2014, Total decidió sumarse a la iniciativa del Banco Mundial que se propone eliminar, para 2030, la quema continua de dichos gases; una decisión que reforzó nuestro compromiso en esa área. Concretamente, entre 2005 y 2015, nuestro Grupo ya redujo en más del 50 % la quema regular de gas (fuera de las puestas en marcha), lo que supuso una reducción significativa de las emisiones de GEI en nuestras instalaciones. Actualmente, estamos trabajando en el objetivo de reducirlas en un 80 % durante el período 2010-2020.

Desde 2000, la quema regular de gas ha sido totalmente eliminada de todos nuestros nuevos proyectos. Nuestros equipos han ido aún más lejos al optimizar antiguas instalaciones para reutilizar los gases asociados al petróleo. Un ejemplo de esto es el campo petrolero de Ofon, frente a las costas de Nigeria, donde la optimización de nuestras instalaciones permitió, a partir de diciembre de 2014, eliminar completamente la quema continua de dichos gases1, que se reutilizan ahora de tres maneras diferentes: para mejorar la tasa de recuperación del petróleo en los yacimientos, para alimentar los generadores eléctricos de nuestras infraestructuras de producción o para ser transportados hasta la planta de licuefacción de Bonny y así responder a la demanda de los consumidores locales.

Actuar constantemente para una mejor eficiencia energética

La eficiencia energética es un principio cuyo enunciado es simple, pero cuya complejidad reside en la puesta en práctica: hay que optimizar la producción de nuestras instalaciones industriales y, al mismo tiempo, consumir menos energía. En Total, logramos una mejora de cerca del 9 % desde 2010. En coherencia con nuestra estrategia de progreso continuo, a principios de 2016 nos propusimos lograr una mejora promedio del 1 % anual en la eficiencia energética de nuestras instalaciones hasta 2020. 

Para alcanzar metas tan ambiciosas en un contexto de explotación y de rentabilidad cada vez más difícil, contamos con un importante aliado: la capacidad de innovar. Frente a las costas congolesas, en el Golfo de Guinea, estamos operando, desde el 2013 el proyecto petróleo Moho Nord que comenzó a funcionar en marzo de 2017. Para este proyecto, hemos desarrollado un conjunto de innovadoras tecnologías, donde las instalaciones han sido concebidas para tener un impacto limitado sobre el medio ambiente. Producimos a través de un FPU 100 % eléctrico, tratamos y reinyectamos la totalidad de las producciones y logramos reducir a cero la quema de gas en la fase normal de producción.

Invertir e innovar para llegar más lejos

Según la Agencia Internacional de la Energía (AIE), las tecnologías de captura, almacenamiento y valorización de las emisiones de CO2 (CCUS, por sus siglas en inglés) deberían ser herramientas clave para lograr el balance cero en emisiones de carbono durante la segunda mitad del siglo. Total ya ha comenzado a trabajar en el desarrollo de tales procesos, especialmente con su proyecto piloto de Lacq, en el sudoeste de Francia, ejecutado entre 2010 y 2013. Por otra parte, con cada proyecto estudiamos sistemáticamente la posibilidad de reinyectar el CO2 que se encuentra en los yacimientos para mejorar la recuperación de los hidrocarburos.

Actualmente, Total está trabajando aún más intensamente tanto en reducir sus propias emisiones como las de otros sectores industriales (especialmente en la producción de electricidad, de cemento y de aceros). Esta estrategia de investigación y desarrollo se apoya en dos pilares: no se trata solo de participar en la optimización y en la reducción de los costos de las tecnologías ya existentes (que sirven para adoptar rápidamente medidas concretas), sino también de retomar la investigación más básica para llegar a nuevas soluciones innovadoras con una huella de carbono reducida.
Desde un punto de vista más amplio, hemos tomado la decisión de destinar el 25 % de nuestras inversiones en investigación y desarrollo (5300 millones de dólares hasta 2022) a las tecnologías limpias y a las problemáticas ambientales y hemos comenzado a trabajar en estos temas en colaboración con nuestros homólogos de la Oil & Gas Climate Initiative.

 

 1 Esto permitió evitar la quema de 1 000 000 m3/día de gas en condiciones normales de operación, lo que representa una reducción del 10 % en el volumen de gas quemado en nuestras actividades de Exploración y Producción.

Comparta este proyecto

MÁS SOBRE TOTAL

En total.com

Mejorar nuestra eficiencia energética para reducir nuestro impacto (en inglés)

Para saber más

Sitio experto EP

Descubrí todos nuestros proyectos de exploración-producción (en inglés)

Para saber más

En este sitio

Innovar para hacer frente a los nuevos desafíos del offshore profundo

Para saber más