Polímeros responsables: desde la producción hasta la transformación

Nuestra ambición: ser la mayor empresa de energía responsable. Para lograrlo, hemos incorporado el desafío climático en nuestra estrategia para toda nuestra cadena de valor: exploración, producción, distribución y transformación de los recursos energéticos. Por lo tanto, innovamos permanentemente para mejorar el balance de carbono de los polímeros, comúnmente denominados "plásticos", que producimos a partir del petróleo y del gas natural. Estos materiales salen de nuestras plantas en forma de polvos o de gránulos blancos, y se utilizan en la fabricación de muchos productos de uso diario.

  • Central Proof Polymères 1 ES-AG

    Fabricamos poliestireno en la planta de producción de polímeros de Ningbo (China).

  • Central Proof Polymères 2 ES-AG

    El poliestireno se produce en Ningbo en forma de gránulos blancos.

  • Central Proof Polymères 3 ES-AG

    Los polímeros se utilizan en la fabricación de muchos productos de uso diario, como este tapón para productos lácteos.

  • Central Proof Polymères 4 ES-AG

    El polipropileno es un polímero que se emplea principalmente en la fabricación de envases de alimentos.

  • Central Proof Polymères 5 ES-AG

    El polietileno de metaloceno permite fabricar autopartes más livianas, como este tanque para una moto BMW.

  • Central Proof Polymères 6 ES-AG

    En nuestro centro de investigación de Feluy (Bélgica), Total innova en polímeros.

Siguiente Prev
  • Central Proof Polymères 1 ES-AG
  • Central Proof Polymères 2 ES-AG
  • Central Proof Polymères 3 ES-AG
  • Central Proof Polymères 4 ES-AG
  • Central Proof Polymères 5 ES-AG
  • Central Proof Polymères 6 ES-AG

La eficiencia ambiental que transmitimos a nuestros clientes

Nuestro Grupo suministra a las plantas industriales de todo el mundo polímeros destinados a aplicaciones tan variadas como envases de productos alimenticios, carcasas de teléfonos celulares, paragolpes de autos o suelas de zapatillas deportivas. Estos polímeros son omnipresentes en nuestra vida diaria; por eso, el personal de nuestros tres centros de investigación en Bélgica, Francia y Estados Unidos recurre constantemente a la innovación para mejorar sus propiedades intrínsecas (resistencia, estanqueidad, durabilidad) y reducir, al mismo tiempo, la energía necesaria para su fabricación y su impacto en el medio ambiente.

Esto ocurre, en particular, con nuestro film de polipropileno Lumicène Supertough®, que se utiliza en la industria alimentaria para embalajes, en la industria agrícola para la protección de cultivos en invernadero y, en el transporte, para proteger los pallets de mercaderías. Si lo comparamos con la película de etileno estándar, se trata de un film mucho más delgado pero igual de resistente, por lo que es posible usar un 30 % menos de materia prima y reducir igualmente el consumo de energía y las emisiones de CO2.

Tenemos otro ejemplo en la industria automotriz donde, en promedio, el 20 % de las piezas de un vehículo están fabricadas en plástico (tablero, paragolpes, asientos…). Por eso, desarrollamos polímeros para la fabricación de autopartes más livianas que, no obstante, cumplan con las especificaciones técnicas y reglamentarias, que son particularmente exigentes en ese sector. De este modo, se reduce el peso de los vehículos, lo que supone una disminución de su consumo de combustible y, en consecuencia, de las emisiones de gases de efecto invernadero.

Actualmente, 20 referencias de nuestros polímeros en todo el mundo cuentan con certificación Total Ecosolutions gracias a su ecoeficiencia (cuya evaluación también considera la salud), que es significativamente superior a los estándares del mercado a lo largo de toda su vida útil.

Un compromiso responsable, hoy y en el futuro

En nuestra estrategia en favor del medio ambiente, también nos preocupamos por lo que ocurre con los plásticos después de su uso. Con ese propósito, las mujeres y los hombres de Total trabajan de manera innovadora desde hace varios años. En agosto de 2016, en Bélgica, anunciamos el lanzamiento de una gama de films de polietileno que utilizan entre un 25 % y un 50 % de plásticos reciclados. Gracias a esta iniciativa, durante 2017, reutilizaremos 20 000 toneladas de plásticos reciclados.

También hemos comenzado a trabajar con biopolímeros producidos a partir de ácido láctico y de lactida. En noviembre de 2016, formamos una empresa conjunta con la firma neerlandesa Corbion para la construcción en Tailandia de una planta con capacidad para producir 75 000 toneladas por año de biopolímeros fabricados con materias primas 100 % renovables y biodegradables.

Asimismo, nos esforzamos por reducir la huella ecológica de nuestras instalaciones. Nos hemos sumado a la iniciativa Responsible Care® con el compromiso de que nuestras plantas petroquímicas de todo el mundo, sin excepción, lleven a cabo una gestión segura y sostenible de los productos químicos a lo largo de todo su ciclo de vida. Además, participamos de la operación Clean Sweep®, una iniciativa del World Plastics Council que busca evitar la contaminación de los cursos de agua y de los océanos con los desechos industriales de materiales plásticos.

De este modo, trabajamos permanentemente en mejorar el impacto ambiental de los plásticos, pues su utilidad, hoy innegable, solo podrá preservarse si aseguramos un consumo responsable en todo el mundo.

Comparta este proyecto

MÁS SOBRE TOTAL

Total Polímeros

Descubrí nuestro sitio web específico de los polímeros (en inglés)

Para saber más

En este sitio

Plataformas integradas de refinería y petroquímica para responder a la creciente demanda mundial

Para saber más